Historia de Knorr

Todo comenzó cuando en 1838 Carl Heinrich Knorr perfeccionó un método para la deshidratación de vegetales por el cual los valores y sabores naturales de los ingredientes se mantenían intactos y que dio el puntapié inicial al desarrollo de caldos y sopas deshidratadas, estableciendo una de las primeras compañías modernas de alimentación con fábricas en Suiza, Alemania y Austria.

Knorr llega a la Argentina a comienzo de la década de 1960 introduciendo los caldos en cubo. Fue tal la aceptación por parte de las amas de casa que lo que se esperaba vender en un año se vendió en solo un mes. Un año después se lanzaron las sopas cremas, con el mismo grado de aceptación por parte del público.

En los años 80 se lanzaron las sopas instantáneas Knorr Quick, para poder disfrutar de una rica y reconfortante sopa en cualquier lugar. En los ’90 y respondiendo a las distintas tendencias alimenticias de nuestro país, Knorr lanzó una serie de comidas de rápida preparación (puré de papas instantáneo, pastas y arroces con salsa) y productos diet y light (caldos, sopas cremas y sopas instantáneas).

Más recientemente, y orientado a consumidoras que tienen menos tiempo para cocinar ó que no se involucran tanto con las recetas y la cocina, Knorr presentó "Sabor en Cubos", la forma más fácil de dar el mejor sabor a las comidas de todos los días. Por último, en 2004 se lanzaron sopas deshidratadas premium ("Recetas Especiales") y sopas líquidas (listas para consumir): "Sopas de la Huerta".

Advertencia

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartirlo con fines educativos con estudiantes y docentes del tema.